Los metalúrgicos en lucha por la recomposición salarial

Los trabajadores metalúrgicos  continúan su plan de lucha determinado por  la negativa de las principales empresas del sector  -Siderar, Siderca y Acindar- a conceder la adecuada recomposición salarial. Las medidas de fuerza se iniciaron el lunes 13 con una pegatina y continuaron  el miércoles 15 y el jueves 16 con una marcha y la  instalación de una carpa frente al Edificio Catalinas, sede del Grupo Techint.

 

“De no llegar a un acuerdo continuaremos con nuestro plan que incluye una movilización a San Nicolás, el día martes 21, con bloqueo de la Planta de Siderar; el miércoles 22 haremos lo propio con Acindar y el jueves 23 con Siderca, en Campana, para concluir el  martes 28 con un paro de 24 horas y una nueva movilización al edifico Catalinas en CABA”, detalló Abel Furlán, Secretario General de la UOM Campana-Zárate, frente a los trabajadores movilizados.

A su turno el Titular de la UOM de San Nicolás, NaldoBrunelli, sostuvo: “Hemos llegado hasta aquí porque nos han provocado las grandes empresas de la rama siderúrgica.  Desde hace 10 años cuando recuperamos la negociación paritaria, luego de acordar en el orden nacional, a la semana se homologaba el acuerdo por parte del Ministerio de Trabajo nacional y de ahí volvíamos a nuestras respectivas plantas para negociar con cada una de ellas, cuyas voces son distintas. Hoy las empresas, reniegan de una histórica práctica y  quieren volver a discutir todo en la Cámara Argentina del Acero y se niegan a acceder a justos reclamos, determinados en nuestro Congreso, con el único objetivo de reducir nuestros salarios.  Debemos tener presente que estamos hablando de grupos económicos que vienen teniendo en forma continua balances positivos

“Es una vergüenza  lo que están generando las grandes empresas de la rama siderúrgicas, al negarse a avanzar con un justo acuerdo con los trabajadores.  Las pequeñas empresas, que soportan las mayores dificultades, derivadas de los tarifazos y otras medidas negativas generadas por el actual gobierno, han accedido a otorgar un aumento anual del 33 por ciento para que los trabajadores no tengan una pérdida importante de su poder adquisitivo y estos señores, que obtienen grandes beneficios se niegan a justos reclamos”, señaló el titular de la UOMRA, Antonio Caló y agregó: “Quiero que los compañeros se lleven todo nuestro  apoyo y así lo transmitan en sus respectivas  fábricas”.

“Espero  que esta marcha y las otras acciones programadas les sirva para que reflexionen y no nos sigan provocando.  De ser así, todos los trabajadores vamos a luchar  codo a codo  y  si llegamos al paro de 24 horas programado y no hay solución, vamos a empezar con los paros adentro de las fábricas y ningún trabajador va a salir de su puesto de trabajo hasta que no logremos el convenio que merecemos”, concluyó Caló.