Reunión de la Mesa Sindical Campana-Zárate

En un clima de profunda preocupación treinta y cinco dirigentes sindicales pertenecientes a quince organizaciones gremiales que integran la Mesa Sindical Campana-Zárate, analizaron, en la sede de la Unión Obrera Metalúrgica, el viernes 12, la difícil situación socioeconómica y laboral actual, el impacto de la misma sobre el empleo y, consecuentemente, sobre la vida de los trabajadores y sus familias.

 

Las distintas exposiciones se concentraron en la siguiente problemática: disminución del poder adquisitivo de los salarios; pérdida de los puestos de trabajo; despidos directos o encubiertos como retiros voluntarios; una política gubernamental que por su apertura, en el actual contexto global, tiendea eliminar empleo en lo local; inflación; aumento de tarifas y criminalización de la protesta social.

"Como representantes de los trabajadores,  duele comprobar que las primeras y principales medidas adoptadas por el nuevo gobierno hayan estado destinadas a beneficiar a los sectores concentrados de la economía y no al beneficio del pueblo", coincidieron conceptualmente varios gremialistas.

Con similar énfasis se hicieron notar los continuos aumentos en artículos de primera necesidad, particularmente en los grandes supermercados, que han aprovechado, según los presentes, las medidas tomadas por el gobierno nacional, en particular, la largamente anunciada devaluación, para concretarlos en forma desmedida.

Un tratamiento especial mereció el ataque a un compañero del gremio municipal de Campana y el perpetrado contra la sede del SOMU, por un grupo de choque cuyos integrantes eran mayoritariamente de otros distritos.

Ante las situaciones  expuestas los presentes se declararon en alerta para realizar un monitoreo continuo de las mismas y se comprometieron a una defensa activa de todos los puestos de trabajo, ya sea a través de gestiones en distintos niveles gubernamentales como con la realización de las manifestaciones que ameriten, tanto para garantizar el empleo como para mantener el poder adquisitivo de los salarios –se habló incluso de manifestar ante los supermercados-. 

Paralelamente la Mesa Sindical insistirá ante las autoridades que correspondan a fin de que estas tomen los recaudos necesarios para que no se repita ningún tipo de agresión contra dirigentes sociales, políticos o gremiales.

Complementó, lo antes enunciado, la decisión de solicitar en forma urgente  una audiencia a los intendentes de Campana y Zárate para informarles en detalle y trabajar en forma conjunta en busca de soluciones concretas, porque, coincidieron varios oradores: “Detrás de cada trabajador que pierde el empleo hay una familia que sufre”.  Y esa es una  situación que, dijeron: “Por haber sido vivida y sufrida, tanto en los 90 como en el 2000 y 2001, haremos todo lo necesario para  que no se repita”.

Estuvieron presentes, entre otros, dirigentes de la UOM, UOCRA Campana, Petroleros Privados, Químicos de Zárate (SPQYPZ), SMATA, ASIMRA, Cerveceros de Quilmes (STCQ), SIPEJIC, APM, SIPEJEQ,SOMU, SUPA del Bajo  Paraná, y Municipales de Campana.